Cruz Vicedo

Trayectoria profesional

Mi formación aunque en distintos sectores, ha ido ampliando mis capacidades de apreciación no solo en el movimiento tridimensional de la escena, sino también en sus posibilidades fuera de ella, no olvidemos que de alguna manera los elementos que utilizamos, condicionan de alguna manera nuestra movilidad.

La danza y la escena 1993 – 2003

Moverse sobre el escenario implica además de destreza, estudio, práctica y dedicación pero siempre desde la atención plena. Fuera del escenario nuestra movilidad debería contar igualmente con nuestra atención, para que nuestros movimientos surgieran desde el interior de manera fácil, como formas efímeras proyectadas al espacio.

Aprender e integrar la movilidad de forma natural debe convertirse en nuestro objetivo de vida, conseguirlo y sobretodo mantenerlo es realmente convertir en arte el movimiento.

El dibujo y el pastel 1999 – 2003

Tanto el trazo como el color requieren de un soporte físico que lo inmortalice, de su temática y tratamiento, me atrapan la fuerza y expresión que puede llegar a alcanzar, una mirada, un rostro, un gesto o el trazo de una silueta humana en movimiento. Detener ese instante en el espacio-tiempo inmortaliza la expresión y consigue trascender la sensación.
Actualmente la falta de tiempo me impide recrearme en el dibujo y preparar exposiciones, aunque espero volver más adelante.

Cruz Vicedo en su Estudio

El diseño textil 2002 – 2004

Crecí entre telares y tejidos por tradición familiar, de ellos me interesan sobre todo las composiciones de materias naturales, ya que atrapan en sus texturas, motivos, colores y formas la intrínseca belleza y fuerza que encierra la naturaleza. Me gusta poder proyectar en nuestros variados espacios su versión estética y de confort.

El interiorismo desde 1991 a la actualidad

Los espacios que habitamos sea cual fuera su función, se definen por la composición de materiales, formas, luz, color y otros elementos que observamos pero también al espacio se le puede proveer o no de carácter. El éxito radica en conseguirlo, y sin ello el espacio pierde todo interés, una sensación que no vemos pero sentimos.
Cuidar todo tipo de detalles y acabados incluso de lo que no se ve proyecta en el conjunto sensibilidad, gusto y profesionalidad porque tras ellos se ocultan una sucesión de valores que sin duda contribuyen a imprimir sinceridad, que nada tiene que ver con la cantidad y valor económico de los objetos expuestos. Eso es lo que distingue un trabajo de interiorismo de una mera decoración, el definir desde el corazón un ambiente.
Actualmente me involucro puntualmente en determinados proyectos, cuando me emocionan y se hacen compatibles con mi actividad diaria.

Ver Currículum

Acuarela de Cruz Vicedo
Cruz Vicedo haciendo danza
Trabajos de interiorismo de Cruz Vicedo
Cruz Vicedo en un curso de formación