Clases para todas las edades

Trabajamos con todas las personas que deseen aprender a moverse y mejorar su calidad de vida. Dependiendo de la edad, establecemos tres etapas generales:

Primera etapa infancia y adolescencia

  • Primero. De 0 a 12 meses. Proponemos este aprendizaje complementario al tratamiento de la futura madre. Consiste en una serie de sesiones tanto en el periodo de gestación favorables para la etapa pre-parto, como después facilitando la rehabilitación pos-parto. El objetivo es que la madre conozca los patrones motrices del bebe en esta importante etapa, tanto como mejora para la comunicación madre-hijo, como recurso para la estimulación en la evolución y desarrollo motriz.
  • Segundo. De 1 a 4 años. Es la evolución de la etapa anterior. El objetivo es revisar y reforzar los estímulos y actitudes para la incorporación a la etapa social.
  • Tercero. De 5 a 13 años. Finaliza la etapa infantil y da paso a la adolescencia. El objetivo es trabajar de manera específica la reafirmación de los recursos propios y sobretodo hábitos posturas para aumentar la autoestima en la etapa de la adolescencia para facilitar la integración y aceptación social.
Desarrollo de la clase
Clases para todas la edades

Segunda etapa laboral

En esta etapa, la atención se dirige principalmente al periodo de incorporación al mercado laboral y a la actividad social, en donde surgen nuevas necesidades. El objetivo: aprender a compensar la cantidad de tiempo manteniendo posturas estáticas indebidas y el estrés diario.

No olvidemos que habitualmente se inicia la práctica de alguna actividad de carácter deportivo-lúdico, en cuyo caso al seleccionar la actividad se debe priorizar las necesidades personales y no seguir criterios de moda, recuerda que es mas importante cuidar tu salud que la competición, salvo que te dediques al deporte de élite. Una actividad saludable mal interpretada puede convertirse en un proceso acelerado de degeneración de tu organismo. Proponemos dos tipos de sesiones:

  1. Destinadas a personas que requieren de cuidados específicas de manera crónica o temporal. Deben estar pautadas y supervisadas por su médico especialista.
  2. Destinadas al público en general y no requieren seguimiento específico, únicamente supervisión.

Tercera etapa de mantenimiento y actividad socio-lúdica

Esta etapa está centrada en los mayores como progresión a las anteriores, para disfrute de una vida saludable.
Aunque no todas las personas envejecen al mismo ritmo, las actividades a realizar en condiciones normales deben considerar:

  • Mejora y mantenimiento de las condiciones psico-físicas para las actividades diarias.
  • Cuidado de los hábitos saludables para un envejecimiento activo y sano
  • Retardar la discapacidad física y la dependencia.

Proponemos igualmente los dos tipos de sesiones como en la etapa anterior.